El tiempo en el arte | Alfred Jarry

Puesto que el arte no tiene mejor reconocimiento para el mérito de sus creaciones que la emancipación del tiempo, tal vez no sea ocioso examinar qué tiene que ver el tiempo con el arte.

 

Conferencia pronunciada en el Salón de los Independientes en París el 8 de abril de 1902. El texto fue publicado por primera vez en el dossier n°3 del Colegio de Patafísica en 1958.
Esta es su primera traducción al castellano.

Alfred Jarry (1873-1907, Francia)

“Después de Jarry, la literatura se desplaza peligrosamente, en terreno minado […] Proclamamos que a partir de Jarry, mucho más que Wilde, la diferenciación entre el arte y la vida, sostenida por mucho tiempo como necesaria, va a ser cuestionada para terminar reducida a la nada en su fundamento.” —André Breton, Antología del humor negro.

Una breve existencia que duró tan sólo 34 años le bastó a Alfred Jarry para alterar por completo el paisaje de las letras francesas para siempre. Célebre provocador —revolver en mano— y grafómano sin respiro, se aparta pronto del simbolismo reinante de su época para tramar una obra singular por su sólido y fundamentado delirio lúdico y su cuestionamiento sobre los límites de la literatura. Su método: la Patafísica, práctica perpetua de la “especulación” y “la solución imaginaria”.
Imaginaria es, de algún modo, su vida misma que fue adoptando los gestos y las actitudes de su personaje, el célebre padre Ubu, hasta la más absoluta indiferenciación, como un teatro de marionetas (al que también se dedicó). Pero mucho más que un “anarquista de las artes”, Jarry fue un renovador del lenguaje, un surrealista antes de la hora, un indudable precursor del teatro del absurdo y uno de los más tempranos descubridores del mítico Isidore Ducasse y, como si esto fuera poco, un grabador de incalculable originalidad.

• traducción de Sol Gil
• con un retrato del autor por Antonio Werli
• 18 páginas + 1 lámina fuera de texto
• 21 x 10,5 cm
• 75 ejemplares

• AGOTADO

Colofón

De esta edición compuesta en Kabel y Sorts Mill Goudy fueron impresos en xerografía setenta y cinco ejemplares estampillados y numerados de 1 a 75 sobre papel sundance 118gr durante el otoño de 2017. La tapa fue impresa en linograbado.